¿Megacolegios, colegios o colegios populares?

Los megacolegíos fueron una estrategia educativa diseñada durante la administración del Alcalde de Bogotá “Lucho Garzón” (2004-2007), e implementada desde entonces en la ciudad. Estos colegios se caracterizan por ser grandes estructuras modernas que reúnen de 1.500 a 4.000 estudiantes, están ubicados en zonas marginales de Bogotá, y por lo general, para su establecimiento fueron fusionados más de 2 colegios del sector donde se proyectaba su implementación.

Durante la administración de Samuel Moreno, se mantuvo la política de la construcción de megacolegios en toda Bogotá y se extendió a otras ciudades como Cali, Medellín y Bucaramanga. El gestor e impulsor de estos colegios fue Abel Rodríguez quien fuera Secretario de Educación durante las mencionadas administraciones.

La construcción de los megacolegios se convirtió en un botín politiquero, lo cual le permitía a los alcaldes de turno hacer circos electorales mediante su proyección o posterior inauguración. Así mismo, se convirtió en una fachada para el robo y desviación de fondos públicos a arcas privadas. Valga recordar el escándalo público suscitado por la edificación del megacolegio José Celestino Mutis “construido en el sector de Mochuelo, vereda el Clavel, de Ciudad Bolívar, en un predio (de 17.772 m2) que fue comprado en 1.492 millones de pesos, y después se descubrió que al dueño le había costado 180 millones”[1] 

Este colegio es un caso icónico del  funcionamiento de los megacolegios en Bogotá: se construyó a 1.200 metros del vertedero de Doña Juana, no contaba con suministro de agua potable y los y las estudiantes no contaban con condiciones mínimas de salubridad.[2]

Gustavo Petro fue elegido como Alcalde de Bogotá en el año 2012, desde ese momento continuó con la ejecución de los megacolegios. Sin embargo, el 2 de noviembre de 2012 en declaración pública informo que la construcción de megacolegios iba a parar ya que como en su momento explicó: ““el megacolegio reúne a 3 mil estudiantes anónimos, que no se conoce entre sí, que no conocen al profesor, son centenares de profesores, no hay afecto y por tanto se genera la violencia y ese es el efecto que ha dado el megacolegio”.[3]

Es cierto que la creación y continuación de estas instituciones se convirtió en una fachada para el desfalco público y que su único fin era aumentar los cupos y la inserción escolar. También, es cierto que el hacinamiento de miles de estudiantes propicia la individualidad y el no reconocimiento de los individuos. Sin embargo, estos problemas estructurales no acabarán con la construcción de colegios más pequeños o barriales. Las relaciones mercantilizadas y violentas son propias de este sistema educativo bancario, que sólo nos educa como borregos y fuerza de mano de obra barata, mediante prácticas verticales que configuran y reproducen relaciones de opresión.

Consideramos, que la mejor forma de evitar el hacinamiento y el “matoneo” en la educación es construyendo formas alternativas de educación que nos permitan lograr relaciones como iguales, y que nos permita mediante el diálogo y el aprendizaje mutuo, el reconocimiento y la transformación de nuestros propios contextos a través de la deconstrucción del modelo educativo tradicional, orientándonos más hacia la configuración de nuevas prácticas de conocimiento. Por eso, nuevamente, les hacemos la invitación para que se unan a este reto y a esta esperanza, de construir entre todas una educación diferente para un mundo diferente.

Pre-Universitario Popular La Ruptura


[2] Piñares, Laura. “Colegio grande, infierno chico”. Silla Vacía. Publicado el 7 de febrero de 2010. http://www.lasillavacia.com/historia/6362

Anuncios

Una respuesta a “¿Megacolegios, colegios o colegios populares?

  1. Se debería contar con una lista pública de cuáles son los megacolegios, su inversión y características de los mismos para hacerse una idea del fenómeno y las dimensiones del problema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s