¿Por qué Pre Icfes y Pre Universitarios Populares?

Un nombre: no sólo para identificarnos, sino para que cada quien interprete y deje que su palabra haga parte de esta construcción colectiva. Los nombres también son acciones que contribuyen a crear realidades. Nuestro nombre y nuestra acción nos crean, nos dibujan, en cada trazo (…)

imagen 5Hace algún tiempo el profesor Alfonso Torres nos planteo una pregunta concreta: ¿cómo nombrar los procesos de educación popular?, afirmaba que la respuesta era todo un reto y que sería mejor que nuestra identidad no se definiera en el marco de la institucionalidad, refiriéndose específicamente al nombre de “Pre Icfes”. Este texto  se escribe entonces con la humilde intensión de dar respuesta al interrogante planteado por el profesor, quien nos ha acompañado desde nuestros inicios como Coordinadora. Su preocupación también ha sido la nuestra, sus inquietudes nos parecen pertinentes y apremiantes: ¿cómo llamarnos? las respuestas cambian dependiendo de los procesos.

La pregunta por el nombre nos remite necesariamente a la pregunta por la apuesta de los procesos, cada uno de los Pre Icfes y Pre Universitarios que hacen parte de la CPEP En Lucha se han enfrentado a cuestionamientos que tienen que ver con la decisión misma de hacer un curso preparatorio para los exámenes de admisión y las pruebas para acceder a la educación superior; ¿Por qué preparar a las personas para exámenes donde convergen todas las lógicas de la educación hegemónica? ¿Estaremos acaso legitimando el sistema educativo actual? ¿Estaremos siendo funcionales para este sistema enajenante y excluyente?, creemos que si intentamos dar respuesta a estas inquietudes podríamos precisar más fácilmente nuestros nombres.

La respuesta no es sencilla, digamos que está en construcción, y que hemos avanzado en algunas cosas; hacemos Pre Icfes y Pre Universitarios porque respondemos a una necesidad concreta de las y los jóvenes colombianos, así como en los años ochentas los procesos de educación popular en el país daban respuesta al analfabetismo en el que se encontraba un porcentaje significativo de la población con la creación de centros de alfabetización nocturnos, nosotras en los 2000´s proponemos alternativas para eliminar la inequidad en el acceso a la educación superior a través de Pre Icfes y Pre Universitarios que se convierten en una opción pues han sabido leer el contexto y entender la correlación de fuerzas actual. Nuestros procesos reconocen que en estos momentos es imposible, sin un trabajo previo, acabar con exámenes como el Icfes Saber 11 y tener acceso libre y gratuito a la Educación Superior, imagen 3para lograrlo no sólo se debe cambiar el modelo educativo sino los problemas estructurales en donde la educación es una dimensión de otras tantas como lo económico, lo cultural y lo político, somos consientes que no es posible ni deseable construir un proyecto desligado de la realidad, una isla apartada casi herméticamente de los condicionamientos sociales, ¿acaso las y los jóvenes van a dejar de presentar este tipo de exámenes por qué nosotras se los propongamos?, en estos momentos no, los dejaran de presentar cuando existan alternativas diferentes que hasta ahora estamos construyendo, paso a paso, en el horizonte de vislumbran los bachilleratos, escuelas y universidades populares que serán realidades gracias a los acumulados, la formación y experiencia que los Pre Icfes y Pre Universitarios nos permiten tener.

 Ahora bien, intentemos dar respuesta a la pregunta por el nombre: ¿Qué nombre darle a nuestros procesos? ¿Cómo atrapar en pocas palabras lo que somos o, mejor, lo que “vamos siendo”?  La respuesta como de costumbre no es una, sino muchas. Cada proceso ha tenido discusiones al respecto, de las cuales han nacido respuestas y, en ocasiones, más preguntas. Algunos han optado por llamarse Pre Icfes Populares, denominación a la que se suma el nombre del territorio donde tienen lugar sus experiencias (Pre Icfes Popular de Suba y Pre Icfes Popular del Centro), otros le han añadido a lo anterior un nombre distintivo (Pre Icfes Popular de San Cristóbal “También el viento” y Pre Icfes Popular de Kennedy “Antorcha educativa”) y, finalmente, otros han decidido definirse en relación con la Universidad, no con el examen Icfes Saber 11 (Pre Universidad Tunjuelo Popular y La Ruptura Pre Universitario Popular). Cada proceso tienes sus razones y sentires para haber elegido una manera de nombrarse y no otra. Nosotros y nosotras, como Pre Icfes Popular de San Cristóbal “También el viento”, tenemos las nuestras:

Somos un Pre Icfes porque consideramos que este nombre es claro. No hay necesidad de explicarles a las personas que se acercan al proceso de qué se trata. El término es bien conocido y, además, indica que las materias que se estudiarán corresponden a los componentes evaluados en el Icfes. Aunque entre las materias del Pre Icfes también está análisis de la imagen, componente evaluado en el examen de admisión a la Universidad Nacional, y aunque en el proceso hemos realizado y realizaremos talleres libres, que no obedecen a lo que evalúa el Icfes, consideramos que, en su mayoría, el espacio se estructura alrededor de los componentes de este examen. Somos un Pre Icfes y no un Pre Universitario porque no queremos que el espacio sea visto como previo únicamente a la universidad, sino a todas las opciones de educación superior.

 Por otro lado, somos populares teniendo en cuenta que lo “popular” […] tiene que ver con la intencionalidad y con el lugar social desde donde se realiza el proyecto” (Torres 23) porque nuestro trabajo se realiza con sectores populares, habitantes de la localidad cuarta de San Cristóbal, y con una intencionalidad transformadora, la cual parte de una lectura crítica de la sociedad, de la educación predominante y del sistema educativo colombiano, específicamente de la inequidad que lo caracteriza. Finalmente, somos “También el viento” porque este nombre es un referente territorial (nos remite al “Festival del viento y la cometa”, una de las festividades tradicionales de la localidad), al decir “También el viento” decimos también este territorio, también San Cristóbal Sur como espacio para tejer proyectos de Educación Popular, no sólo nuestro Pre Icfes sino otros que podamos desarrollar en el futuro. imgen 2De esta manera, al decir “También el viento” decimos también la libertad, la imaginación, el sueño, la creación como caminos recorridos por nuestros pasos y como fines de ese mismo caminar y, sobre todo, somos “También el viento” porque este nombre tiene múltiples interpretaciones, es decir, está abierto a ser creado y recreado por quienes lo escuchen o lo lean.

 Conscientes de que las palabras son acciones, conscientes de que tienen un peso enorme en la construcción de realidades, les dejamos estas reflexiones sobre nuestro “ir siendo” como procesos de Educación Popular y sobre nuestras maneras de nombrarnos. Como afirma el profesor Alfonso Torres, en el párrafo que nos escribió, cómo llamarnos es todo un reto. Hemos asumido ese reto, pero también el de enriquecer a diario ese nombre, el de llenarlo de sentidos con nuestras acciones y palabras cotidianas.

Bibliografía:

Torres, Alfonso. Ires y venires de la Educación Popular en América Latina. En: La piragua: revista latinoamericana de educación y política, México, D.F. [Toledo 46, Col. Juarez, 06600 D.F.]: CEAAL, 1992-1994.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s