Territorio y Encuentro desde la Educación Popular

110

Este sábado nos encontramos otra vez, como todos los sábados desde enero. Son las 9 de la mañana y empezamos todos y todas a llegar al Centro Social Libertatia, a ese espacio que nos permite transformar la realidad al mismo tiempo que nos transformamos nosotros y nosotras, en donde le apostamos al cambio desde diferentes frentes, en donde a partir de las fallidas experiencias en la es-cuela tradicional nos encontramos en un preuniversitario popular, porque es necesario “hacer de la Educación Popular el lugar donde la indignación, la rabia, el deseo, y las esperanzas de cambiar la vida encuentren no sólo su lugar, sino también un camino posible” (Korol, Claudia), porque creemos en ello, creemos en la organización social y  las justas luchas que libramos día a día, en el trabajo conjunto con los y las vecinas, con los sectores oprimidos (en donde estamos nosotros y nosotras también), en el libre acceso a la educación, a los libros, a los espacios y materiales para la formación y organización, en las artes no solo como forma de expresión sino como forma de lucha, de crítica, de acción y por supuesto como la unión de esfuerzos y voluntades.

Y es que al decir verdad, no sólo nos encontramos para estudiar lo exigido en un examen de adm, pensarnos una educación y formación para la vida que nos permitan dar cuenta de las problemáticas actuales, así como de las posibles soluciones a estas desde la agricultura urbana, la eco-construcción, la biblioteca, los momentos de cocina y organización del lugar, las artes (el teatro, la música), las salidas pedagógicas e históricas, las discusiones, la serigrafía, las mesas interdisciplinares, los grupos de afinidad y cada situación en que nos hemos organizado para hablar, planear y llevar a nuestra realidad concreta ideas, preguntas y respuestas.

26Asimismo, al compartir la experiencia con otros Pre Icfes y Pre Universitarios populares, hemos notado que nuestra apuesta es cada vez mayor, que a pesar de la limitación de un espacio que no es propio en muchos de los casos, o en otros en donde aunque el espacio no sea propio se trabaja para hacerlo de todos y todas, o en donde se tiene la ventaja de que el espacio sea nuestro (como es el caso del Centro Social Libertatia, en donde tenemos las sesiones del Preuniversitario popular la Ruptura), hay algo claro y es que las relaciones se entretejen cada vez de forma más estrecha, los y las talleristas, los asistentes, y las personas afines nos pensamos todo el tiempo la mejora constante del lugar, el apoyo mutuo, la solidaridad y como hacemos de los deseos y de los sueños una propuesta concreta que nos permita dar alternativas a un sistema limitante y opresor.

Por todo lo que hemos hecho y lo que nos queda por hacer cada semana nos saludamos todos y todas nuevamente, dándonos ánimos para seguir en la lucha, en la transformación y en la acción, estableciendo lazos de amistad, de compañerismo, puntos de unidad y sabiendo que todas las personas (talleristas, asistentes, personas afines) hemos ganado un poco al encontrarnos nuevamente.

38

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s