Relatoría Primera Sesión de la 5ta ENEP: Didácticas de la Educación Popular

Orden de la sesión:

  1. Presentación de la Escuela.
  2. Educación, Pedagogía, Didáctica y Educación Popular.
  3. Análisis programas de Pre Icfes y Pre Universitarios Populares.
  4. Discusión y reflexiones generales.

_____________________________________

  1. Presentación de la Escuela

La sesión inaugural de la quinta versión de la Escuela de Nuev★s Educador★s Populares (en adelante ENEP) empieza con una presentación general del espacio en la que se precisa que el objetivo de la Escuela es aportar en la formación de las nuevas educadoras populares de la ciudad y de las personas que se acercan, por primera vez, a la propuesta político-pedagógica de la Educación Popular. En seguida, se hace un recuento de las diferentes versiones de la ENEP, recordando algunos de los temas que se han abordado como lo son: la historia de la educación popular, sus propuestas metodológicas, la relación con el territorio, la autogestión en educación, los debates sobre el diálogo cultural y de saberes, entre otros.

Después de la presentación, y mientras van llegando más personas, se inicia con la primera parte de la sesión dedicada a hacer algunas precisiones conceptuales y construir un lenguaje común entre las participantes.

  1. Educación, Pedagogía, Didáctica y Educación Popular

Una compañera del Colectivo También el Viento hace una corta presentación en donde se precisan y se hacen distinciones entre los conceptos de Educación, Pedagogía y Didáctica. En ese sentido, la compañera afirma que las reflexiones presentadas parten de la lectura del texto “Educación y pedagogía, enseñanza y didáctica: diferencias y relaciones” del doctor en educación y profesor universitario, Ricardo Lucio (ver documento adjunto).  La compañera reconoce que aunque la presentación de los conceptos puede ser un tanto esquemática, este ejercicio puede servir para construir un lenguaje común entre las participantes de la ENEP.

Educación: Es, sin lugar a dudas, el termino más amplio de los que se van a presentar. Se parte de reconocer, siguiendo a Lucio, que los seres humanos están en un continuo proceso de crecimiento y que ese proceso significa muchas cosas. Significa, por ejemplo: evolucionar, desarrollarse, adaptarse, apropiarse, crear, construir, transformarse. Los seres humanos realizan estas acciones gracias a que están en un intercambio permanente con un medio que es eminentemente social. De ahí que entendamos a la Educación como el proceso por el cual la sociedad (el medio social) facilita ese proceso de crecimiento del que hablábamos anteriormente.

En definitiva, la Educación es, ante todo, una práctica social que responde o lleva implícita una determinada visión del mundo y de seres humanos. La Educación es una práctica formadora de sujetos que se produce de múltiples modos y en múltiples espacios de la compleja trama social.

Pedagogía: es clave reconocer que el proceso educativo puede darse en las sociedades de manera casi intuitiva e implícita. En ese sentido, podemos afirmar que existe un saber en las prácticas educativas de las sociedades al que podríamos llamar “saber educar”. Cuando dicho saber se tematiza y se hace explicito aparece el termino de Pedagogía.     

En ese sentido y citando el texto de Ricardo Lucio: “Hay pedagogía cuando se reflexiona sobre la educación, cuando el “saber educar” implícito, se convierte en un “saber sobre la educación” (sobre sus “cornos”, sus “por qués”, sus “hacia dóndes”)”. A la par, y como parte de un proceso histórico, este saber se ha venido sistematizando, es decir, se han venido precisando sus métodos, procedimientos, se ha delimitado su objeto de estudio, sus categorías de análisis, etc., constituyendo el saber pedagógico en un saber científico orientado a lo pragmático.

Así, y para hacer algunas distinciones, podríamos decir que la Educación es un proceso continuo y la Pedagogía es intermitente. En últimas, la Pedagogía, como bien lo expone el profesor Luis Rigal, reflexiona sobre el hecho educativo centrando su atención en el proceso mediante el cual se producen saberes.

Didáctica: no podemos definir Didáctica sin hablar de Enseñanza o de Instrucción. En ese sentido, podríamos definir la Enseñanza como una práctica específica que, por un lado, institucionaliza el quehacer educativo y, por otro lado, sistematiza y organiza los procesos intencionales de enseñanza-aprendizaje. Así, la Enseñanza condensa el quehacer educativo en un tiempo y espacio determinado, es decir, en la Escuela y organiza y sistematiza lo que allí sucede.

La Didáctica tematizaría el proceso de Enseñanza a partir de orientar sus métodos y estrategias. La Didáctica se concretiza en el aula de clase, se expresa en un currículo y tiende a especializarse en torno a áreas de conocimiento, por eso, es que podemos hablar de una Didáctica general, de Didácticas en matemáticas, en ciencias sociales, para la enseñanza en secundaria, etc.

Finalmente, y para seguir haciendo distinciones, podríamos retomar la afirmación de Lucio: “la Didáctica es a la Enseñanza lo que la Pedagogía es a la Educación”.

Después de precisar estas distinciones conceptuales, la compañera presenta algunas de las reflexiones que se han hecho en la ENEP sobre la Educación Popular. En primer lugar, se afirma que la Educación Popular puede ser comprendida en un doble sentido: como corriente de pensamiento político-pedagógico y como conjunto de experiencias y prácticas concretas que tienen características en común. Dichas características podrían resumirse, como bien lo expone Alfonso Torres, en la lectura crítica del orden social vigente y en el cuestionamiento del papel que ha jugado la educación bancaria en ayudar a mantener dicho orden; la intención política transformadora; el propósito de contribuir al fortalecimiento de los sectores dominados como sujetos históricos capaces de hacer transformaciones en el orden imperante; la apuesta por generar metodologías dialógicas y, finalmente, la convicción de que desde la educación es posible contribuir a la transformación social.

Finalmente, se hace una reflexión frente a cómo ha entendido la Educación Popular a la Educación. Para ello, se hace referencia a la idea freiriana de que educar es conocer; en ese sentido, la educación sería en sí misma una situación gnoseológica (relativa al conocimiento humano). La afirmación anterior nos lleva a afirmar que la Educación, para Freire, sería un proceso de comunicación y diálogo en donde se encuentran sujetos interlocutores que buscan y pueden conocer. Para Freire, educar no es transmitir o extender un saber, sino construir conocimiento colectivamente.

Conocemos a partir de la relación comunicativa que existe entre sujetos que pueden conocer (cognoscentes) en torno a objetos que pueden ser conocidos (cognoscibles). Así, el sujeto no piensa o conoce solo, todo lo contrario piensa y conoce por la relación comunicativa que construye con otros sujetos. En síntesis, la Educación, como acto cognoscente, involucraría a los sujetos, a los objetos y a la relación entre sujetos y objetos que hace posible el acto de conocer.

  1. Análisis programas de Pre Icfes y Pre Universitarios Populares

Después de la intervención de la compañera, la persona que estaba moderando presenta el segundo momento de la sesión. La idea es que a partir del trabajo por grupos, se analice, utilizando una matriz, algunos programas que se construyeron en dos experiencias de educación popular que hacen Pre Icfes y Pre Universitarios Populares. Así, se conforman seis grupos que trabajan, durante 40 minutos, en analizar un programa identificando objetivos, contenidos y competencias, estrategias metodológicas y textos y material de apoyo; a la par, cada grupo, tenía que responder a las siguientes preguntas: ¿Qué concepción del lenguaje, las ciencias sociales, la física o las matemáticas pueden identificarse en el programa?, ¿esa concepción es coherente con la noción de Educación Popular?, ¿que cambiarían del programa?

Después del trabajo por grupos, se hace la socialización de lo discutido:

Grupo Física: el programa plantea la idea de entender a la física desde una postura crítica. Esto es, reconocer que la física es una ciencia en y para la sociedad y que, en ese sentido, puede responder a diferentes intereses y visiones de mundo. El programa tiene como objetivo principal hacer un correlato con la realidad de las educandas para así generar una actitud de inquietud y curiosidad por el mundo. El grupo afirma que los contenidos y competencias son los básicos del nivel medio en educación y que falta precisar las estrategias metodológicas y los textos y material de apoyo. Para el grupo, el programa es coherente con la propuesta político-pedagógica de la Educación Popular. Se propone agregar dos preguntas que guíen las sesiones de clase, estas son: ¿quiénes hacen ciencia? y ¿se podría concebir una ciencia popular?

Grupo Matemáticas: el programa parte de la idea de hacer una reflexión crítica de la realidad pero no especifica los cómos. Por otro lado, se plantea que los temas abordados en clase tendrán una contextualización histórica y que se partirá de temas básicos hasta llegar a temas más complejos. El programa enfatiza en la idea de desarrollar las competencias exigidas por el examen de Estado. El grupo piensa que el programa está saturado de temas y que debería intentar hacer ejercicios interdisciplinares que tengan relación con la realidad de las educandas. En ese sentido, se propone que se utilice ejercicios de cartografía social analizando, por ejemplo, los tiempos que gastan las educandas en transportarse de un lugar a otro. Finalmente, se rescata la preocupación del educador por identificar los diferentes puntos de partida de las educandas y la idea de trabajar en grupos para superar las diferencias en los aprendizajes.

Grupos Lenguaje: el programa hace referencia a las competencias exigidas por el examen Saber 11 y a partir de allí plantea como tema central los diferentes tipos de textos y niveles de lectura. El programa propone que en las clases se hagan lecturas colectivas, trabajos en grupo y se utilicen materiales audiovisuales. Los dos grupos que analizaron el programa, concuerdan en que el mismo es poco flexible y que se queda corto en la medida en que no desarrolla la propuesta freiriana de que aprender a leer es, en ultimas, aprender a leer el mundo. Se afirma que el programa es coherente con la didáctica de lenguaje pero no es coherente con la propuesta político-pedagógica de la Educación Popular. Se propone que deberían hacerse ejercicios de escritura, reconociendo que la escritura potencia la creatividad y que, además, podría servir para construir puentes con la realidad concreta de las educandas. El grupo afirma que la creación de un sujeto crítico pasa por empoderar a las educandas, esto es, que se acerquen a la práctica transformadora. En ese sentido, se propone trabajar con el cuerpo, las emociones y construir un instrumento (como un periódico) con el que se interpele a la comunidad.

Grupos Sociales: el programa hace énfasis en lo geográfico y plantea que se va a trabajar a partir de una visión crítica del espacio. Al igual que los otros programas no están explicitas las estrategias metodológicas y hay dos referencias a textos y material de apoyo. Los grupos que analizaron el programa sostienen que es importante reflexionar sobre qué es lo popular y qué hace al programa una propuesta pensada desde la Educación Popular. Se propone que se hagan ejercicios que involucren el cuerpo y relacionar los diferentes temas con el concepto de territorio.

  1. Discusión y reflexiones generales

Después de la socialización de lo trabajado por los grupos, se abre una ronda de intervenciones no sin antes agradecer a las participantes por la disposición y los aportes que hicieron a los diferentes programas. Las intervenciones giraron en torno a los siguientes puntos:

  • La tensión que se evidencia en los programas al querer desarrollar las competencias y ver los contenidos exigidos por el examen Saber 11 y los exámenes de admisión a las Universidades Públicas y, al mismo tiempo, aportar en la construcción de un sujeto crítico. En ese sentido, se reconoce que los Pre Icfes y Pre Universitarios Populares nacen a partir de identificar una necesidad concreta de los y las jóvenes de los sectores populares y que a partir de esa necesidad construyen otras cosas. Sin embargo, las preguntas que quedan son: hasta dónde se puede ser alternativo teniendo como base una prueba en la que confluyen las lógicas de la educación hegemónica tradicional y cómo se trabaja a partir de una necesidad tan concreta. Al respecto se afirma que hay experiencias de Educación Popular que también trabajan o han trabajado a partir de necesidades muy concretas de la población y que se alejan de las experiencias de los procesos educativos que hacen formación política o ayudan a fortalecer el trabajo de organizaciones sociales. En ese sentido, se propone revisar la experiencia de los Centros de Educación Básica de Adultos (CEBA´s) que trabajaban a partir de la necesidad de las adultas de terminar la primaria, e indagar cómo se resolvía el tema de los contenidos. Del mismo modo, se podría revisar la experiencia de los Bachilleratos Populares de Argentina que parten de la necesidad de la gente de obtener, en el menor tiempo posible, un título de bachiller para conseguir así mejores condiciones laborales.
  • Se reconoce que en la mayoría de los programas hay deficiencias metodológicas y que no hay muchas referencias a textos y material de apoyo.
  • Se valora mucho los ejercicios que se hacen al identificar los puntos de partida de las educandas y la idea de partir de lo más concreto para llegar a lo más abstracto. Sin tener una receta para seguir al pie de la letra, es importante identificar algunas pistas para trabajar desde la propuesta político-pedagógica de la Educación Popular en procesos que tienen que abordar contenidos específicos.
  • Se propone hacer ejercicios de investigación constantes que nos permitan conocer al sujeto pedagógico (educandas, educadoras y la relación entre ambas) de los procesos educativos.
  • Construir un sujeto crítico pasa por hacer énfasis en la acción como elemento transformador de realidades. Empoderar es precisamente llamar a la práctica y a la organización. En el caso de los Pre Icfes y Pre Universitarios, no basta con identificar las falencias del sistema educativo, también hay que hacer énfasis en las posibilidades de cambio del sistema a partir de la organización y la lucha.
  • Se propone que los programas asuman abordajes más interdisciplinarios, que trabajen con temas concretos que interpelen a las educandas, que no se deje de lado la relación con el cuerpo y el territorio y que se potencie la actitud de inquietud ante el mundo.
  • Es claro que en el ejercicio se nos escapa lo que hacen las educadoras y las educandas en las sesiones de clases y lo que aprenden tanto las educandas como las educadoras. Sería interesante revisar el currículo oculto que se desarrolla en los procesos educativos.
  • Es importante establecer estrategias que nos permitan disputar lo hegemónico desde lo educativo. Una de las estrategias podría ser acercarse al lenguaje del dominador y problematizar el sentido común que desde allí se construye.

Finalizada la ronda de intervenciones, se termina la sesión no sin antes invitar a las participantes al próximo encuentro que tendrá como tema central las metodologías de Educación Popular con la infancia.

____________________________

Presentación Primera Sesión ENEP – 2017

Educación, pedagogía y didáctica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s