Lo territorial desde y a partir de la Educación Popular

ORDEN DEL DÍA:
1. Lectura de la relatoría de la sesión anterior dedicada al tema del debate disciplinar.
2. Lluvia de ideas respondiendo a las siguientes preguntas:
2.1 ¿Qué entendemos por territorio?
2.2 ¿Qué entendemos por territorio educativo?
2.3 ¿Qué entendemos por territorio popular?
3. Lectura por grupos del cuento: “El portero del prostíbulo”
4. Socialización por grupos.

DESARROLLO:
1. La sesión inició con la lectura de la relatoría de la sesión anterior, con el fin de contextualizar a cada unx de lxs asistentes frente a las consideraciones, posiciones y conclusiones a las que llegamos en la sesión pasada, cuyo tema fue el del debate disciplinar en la Educación Popular.

2. La cuarta sesión inició con la técnica lluvia de ideas que nos permitió responder colectivamente a tres preguntas que intentaban indagar por las concepciones que tenía el auditorio respecto al territorio. Las preguntas, así como algunas de las nociones utilizadas, se basaron en las reflexiones presentadas en el texto “Educación Popular y trabajo territorial” de Pañuelos en Rebeldía.

2.1 ¿Qué entendemos por territorio?

La definición general del concepto de territorio es simple, pues podemos concebir el territorio como un espacio local o geográfico habitado por un determinado grupo de personas. Pero la noción de territorio no se limita únicamente a la cuestión espacial. Cuando hablamos de territorio no solo hablamos de un espacio físico, sino también de un espacio que posee una trascendencia, y dicha trascendencia es una significación que hay alrededor del espacio físico. Así, el territorio deja de ser solamente un lugar y pasa a adquirir una significación, la cual es dada por lxs habitantes que viven en él.

Un ejemplo de ello puede ser cuando el parque de la esquina del barrio deja de ser el simple “parque de la esquina” y se convierte en un espacio que construye significados y relaciones para un grupo de personas; por ejemplo un grupo de jóvenes que se reúnen cada tarde en ese mismo parque a escuchar música o conversar. De este modo, el “parque de la esquina” se convierte en un lugar de encuentro de lxs jóvenes del barrio, en territorio donde no solamente se tejen nuevas relaciones, sino se construyen sentidos y significados.

2.2 ¿Qué entendemos por territorio educativo?

Si bien podemos tener una definición general y precisa de lo que entendemos por territorio, es necesario profundizar en el concepto, relacionarlo y aterrizarlo a la propuesta político-pedagógica de la Educación Popular. De ahí la necesidad de hablar del concepto de territorio educativo.

La definición consensuada a la que llegamos frente a dicho concepto desde la perspectiva de la Educación Popular fue la siguiente: el territorio educativo es un espacio con determinada significación en donde se establecen relaciones de aprendizaje, construcción colectiva del conocimiento, diálogo de saberes, entre otras acciones vinculadas al ejercicio de la Educación Popular. Así, se entiende el territorio educativo como el espacio en donde los sujetos interactúan por medio de las relaciones propias del acto educativo y de las prácticas que se evidencian en el ejercicio diario de la Educación Popular.

2.3 ¿Qué entendemos por territorio popular?

Siguiendo con la profundización del concepto de territorio, abordamos el concepto de territorio popular. En primer lugar, discutimos en torno al concepto mismo de lo popular. Las reflexiones grosso modo a las que llegamos fueron las siguientes:

-Lo popular es entendido como las condiciones socio-económicas de un determinado grupo de personas. En ese sentido, condiciones tales como la opresión, la desigualdad, la exclusión, entre otras, que marcan una caracterización y distinción propias.

-Desde la lectura freiriana, podemos ver que lo popular también se relaciona con la idea de las y los desposeídos del mundo.

-Lo popular no solo debe entenderse desde las condiciones socio-económicas, sino también desde las diversas formas de opresión que existen tales como las del género, la raza, entre otras. Es así que lo popular también debe ser entendido desde la noción misma de interseccionalidad dejando a un lado la visión radical economicista que considera que lo popular sólo se limita a la clase.

A partir de estas reflexiones llegamos a concluir que el territorio popular es un espacio con una determinada significación habitado por un determinado grupo de personas que comparten condiciones similares de opresión y explotación. En el territorio popular se dan una serie de dinámicas propias que hace que éste se distinga de otros territorios.

3. Una vez construidas las definiciones anteriores lxs participantes se dividieron en grupos para realizar la lectura del cuento “El portero del prostíbulo”. Mientras los grupos iban leyendo el cuento, el dinamizador formula una pregunta la cual debía ser respondida a partir de la lectura del texto. La pregunta formulada fue la siguiente: ¿La Educación Popular construye territorio o viceversa?
4. Al finalizar la sesión se hizo la socialización de las respuestas de cada uno de los grupos frente a la pregunta anteriormente formulada. Las conclusiones y acuerdos a los que llegamos fueron los siguientes:

La relación entre Educación Popular y territorio es una relación dialéctica. Es decir, tanto la Educación Popular construye territorio como el territorio construye Educación Popular. La Educación Popular construye territorio en la medida en que partir de sus prácticas permite una apropiación del territorio por parte de lxs habitantes que viven e interactúan a diario con este. De la misma manera, el territorio construye Educación Popular puesto que es pilar y base fundamental para el desarrollo de las prácticas mismas que atañen a esta propuesta político-pedagógica.

Hablando desde la experiencia de los Pre Icfes y Pre Universitarios Populares, sin el territorio no sería posible desarrollar un buen proceso de Educación Popular dado que existe, además de una relación dialéctica, una relación intrínseca entre Educación Popular y territorio, pues la Educación Popular debe responder a una realidad concreta y palpable. En nuestro caso, la realidad de lxs jóvenes que son marginadxs, estigmatizadxs y excluidxs, jóvenes que viven en un territorio popular con determinadas características y condiciones. El territorio es también un referente claro para cualquier proceso de Educación Popular, puesto que también permite la construcción de tejido social.

A partir de lo anterior, podemos concluir que la Educación Popular se desarrolla en el marco de un territorio, involucrando concepciones de suma importancia como la del territorio educativo y la del territorio popular que trascienden la noción de territorio y lo aterrizan a una realidad concreta e inmediata. En últimas, la Educación Popular no solo nos permite vivir y apropiarnos del territorio, sino también transformarlo. He aquí la trascendencia que la Educación Popular le da al concepto de territorio.

BIBLIOGRAFÍA:

“Educación Popular y trabajo territorial”. Pañuelos en rebeldía. Disponible en:http://www.panuelosenrebeldia.com.ar/content/view/966/282/
Cuento: “El portero del prostíbulo”. Disponible en:http://cuentosqueyocuento.blogspot.com/2007/11/el-portero-del-prostbulo.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s